lunes, 30 de abril de 2012

Bizcocho sin huevo y sin leche (Receta de Morgana Tartas con Magia)

Bizcocho sin huevo y sin leche (Receta de Morgana Tartas con Magia)


Tenía una espinita clavada con esta receta.



Fue la primera vez que hice magdalenas SIN HUEVO, y me fue bastante mal.

No subieron y tenían un gusto pésimo (no tenía vainilla, todavía no tenía ningún chocolate apto, creo que ni siquiera los zumos).

Ha pasado un año y pico y considero que los bizcochos me salen bastante bien, tanto los que son SIN HUEVO como los que hago con el sustituto del huevo (el que se compra que todos sabéis cuál es).


Tenia ganas de volverlo a intentar.

Y la he hecho.



Fue una de mis primeras busquedas en la red, Morgana Tartas con Magia, y la receta Magdalenas sin huevo ni leche veganas, receta base.

Como la receta de Morgana es con tazas he pesado las cantidades y he medido las cucharaditas y medias cucharaditas.



1 taza de leche de soja (246 gr.)

1 cucharadita de vinagre de manzana (5 ml)

1 y 1/4 taza harina (165 gr.)

2 cucharadas de maizena (30 ml.)

3/4 cucharadita levadura en polvo (4 ml.)

1/2 cucharadita bicarbonato (2 ml.)

1/2 cucharadita sal (2 ml.)

1/3 taza aceite vegetal (64 gr.)

3/4 taza azúcar (139 gr.)

2 cucharaditas extracto vainilla (no he puesto)

(Mi modificación) Un sobre de preparado de natillas J




Preparación:

En un vaso mezclar la leche de soja con el vinagre de manzana, es para que se corte (supongo que debe de ser por algo).



Luego en un bol mezclar el aceite con el azucar y añadir la leche de soja. Mezclar bien.



En otro bol aparte (grande) tamizar la harina, la Maizena, la levadura y la sal.



CONSEJO: Al ir a poner la harina se tiene que poner la harina en un bol seco y agregar la mezcla anterior. Es decir ponemos el líquido sobre el sólido a poco a poco. Y así no se hacen tantos GRUMOS.

Supongo que la receta original se hace con un super-robot de cocina, pero como yo lo hago todo a manita. Si se usa una batidora de varillas quedará más esponjoso. Pero la mía se ha roto. Bueno no se ha roto pero las varillas no giran.

Al final de todo le añado el sobre de natillas, con cuidado con los grumos.



Engrasamos el molde con aceite o con margarina, y vertemos la mezcla.



Ah, el horno tiene que estar bien caliente. Yo suelo ponerlo a 180 o 200 grados.



Para saber cuando está cocido: el truco del palillo. Pinchar en el medio con un palillo, si sale limpio es que ya está apunto, si sale mojado o con trozos de bizcocho, es que le falta un poco.





Yo dividí la masa en dos partes iguales porque queria hacer un experimento con los colorantes. La próxima vez pondré un poquito más de colorante que quedó un poquitín pálido.


Veis que salen bien planos, y muy compactos. Ideal para ponerle un fondant encima.





Bueno si intentais hacer esta receta ya me contareis.

1 comentario:

  1. Te mereces un premio por enseñarnos todo lo que sabes... te dejo un regalito en mi blog http://miscosillasartesanas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar